MIAMI

Bajo la lluvia invernal de un enero en Miami empieza este blog. Cualquiera que haya enlazado palabras por el puro placer de hacer literatura hubiera hecho lo mismo que yo: sentarse a escribir. Esta vez, sin tecleos fríos de computadora, sino a golpe de muñeca, como antes, como fue, como sudando cada frase, bolígrafo en mano bajo la cadenciosa música que armoniza en mi ventana. Así cualquiera.

Sigue leyendo

Anuncios